Devocional 3 de 7

Aunque Salomón se dirija a los más# jóvenes, el Proverbio de hoy, podemos #aplicarlo a nuestras vidas, tengamos la edad que tengamos, ya que hacer lo #correcto y transitar por el  #buen camino, debe ser una #constante en nuestras vidas.

Una vez más nos plantearnos, pero: ¿qué es lo #correcto? Dependiendo de los #principios y valores de cada persona, su #filosofía de vida, o incluso sus #costumbres o  “la #moda”, vemos que lo #bueno para el ser humano, puede llegar a ser de lo más #subjetivo…

Estamos en un espacio, dónde los #principios cristianos, son la “vara de medir”, y guiarnos por los #valores del Reino de Dios, son nuestro punto de partida y el recorrido por el que nos movemos (o deberíamos…)

Igual que antes de sacarnos el carnet de conducir, debemos #estudiar para hacer un examen teórico con las normas de circulación, y luego una prueba #práctica para poder trasladarnos en nuestro vehículo de un lugar a otro, también debemos saber las #normas a las que como #discípulos de Cristo, debemos someternos, y es por eso, que los cristianos nos #acercamos a la Palabra de Dios, en busca de los #conocimientos necesarios para saber #conducirnos en esta vida, conforme a las “normas” que encontramos en la Biblia, y que #marcan la ruta por la que Dios quiere que vayamos, para  saber guiarnos; para no equivocarnos de camino, ni “accidentarnos” en nuestro paso por esta vida.

Tenemos ante nosotros un día nuevo: ¡Hazlo especial! 

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
A %d blogueros les gusta esto: