Devocional 5 de 7

La #sabiduría no es algo #oculto… está a nuestro alcance si queremos conseguir «ser sabios».

Los versículo de hoy, nos hablan que está ante nosotros, ¡a nuestro alcance!, pero debemos ser capaces de #discernir dónde está la #buena sabiduría y distinguirla de otras #enseñanzas que disfrazadas de «buen hacer», distan mucho de la SABIDURÍA de la que hablan estos versículos. 

La #sabiduría del libro de Proverbios, no se limita a una serie de #consejos para guiarse en la vida, consiste en partir de una relación diaria con Dios, para que toda la enseñanza que contiene este libro, sea algo #personal para cada uno de nosotros; que cada palabra de este libro, adquiera sentido en nuestra vida, y sea útil en cada circunstancia por la que pasemos.

La relación con Dios, es la base de la #sabiduría, y debe ser algo #latente, algo #vivo y #eficaz para cada uno de nosotros. EL libro de proverbios, así como el resto de la Palabra de Dios, debe ser algo #personalizado, que nos hable a cada uno, y que podamos aplicar a nuestro día a día.

Es una buena costumbre leer y meditar cada día en los Proverbios, ir poco a poco, ya que cada uno trae una preciosa enseñanza, pero no debemos sacarlo de su contexto, y hacer una sentencia de cada versículo si tener en cuenta la enseñanza de cada capítulo, del libro completo, e incluso de toda la Biblia.

Este lenguaje tan «simbólico» de los Proverbios nos recuerda mucho a las #parábolas que utilizaba Jesús para  enseñar, y también el Apóstol Pablo los mencionó en Sus Epístolas, así como otros autores del Nuevo Testamento.

La Sabiduría, ¡está a nuestro alcance! solo debemos acudir en dónde se encuentra: en la Palabra de Dios.

Tenemos ante nosotros un día nuevo: ¡Hazlo especial!

A %d blogueros les gusta esto: