Leyendo un artículo de Rick Warren, (pastor muy conocido por el libro “Una vida con Propósito”), me impactaba una frase , pero sobre todo, consiguió traerme de vuelta a la realidad: -a mi realidad como seguidora de Cristo-:

“Si quieres preocuparte menos, ADORA más”

Y es que en estos tiempos difíciles, dónde las malas noticias abundan, los desastres naturales, las enfermedades, el paro, la crisis tanto económica como espiritual, los problemas familiares, y un sin fin de situaciones inquietantes, nos preocupamos, -a veces hasta el extremo- de perder el sueño y hasta el gozo…

Por eso, esta frase LAPIDARIA, me hace abrir los ojos y ubicarme en la VERDAD, (esa, que nos hace libres), y  dejar de dar vueltas a los problemas para  dedicarme a la CONTEMPLACIÓN de la grandeza de Dios, en Su protección, y Su poder, y no puedo evitar que vengan a mi mente las palabras del Salmo 42:5

 

“¡No hay razón para que me inquiete! ¡No hay razón para que me preocupe! ¡Pondré mi confianza en Dios mi salvador! ¡Sólo a él alabaré!”
Adoración frente a preocupación. ¿qué gana?
Tú decides…
Gema L-H Cisnal
Responsable de Redes Sociales de IBE.
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola
A %d blogueros les gusta esto: