#FrutoDelEspiritu:1 de 7

Empezamos nuevo tema en nuestros devocionales diarios tratando el tema: #EL FRUTO DEL ESPÍRITU, y lo primero que debemos tratar, es una consideración que aunque parezca meramente “gramatical”, es mucho más #importante que la “#lingüística” y es que, debemos hablar del FRUTO (en singular) y no LOS FRUTOS (plural), ya que el resultado de tener el Espíritu Santo en nuestra vida, es como #un árbol con #ramas, todas ellas #dependientes de #un solo tronco; El Espíritu,  produce en nosotros, no solo “algún” fruto, los produce TODOS, partiendo del AMOR; los demás, vienen -“de la mano”-.

La ilustración de la #naranja, compuesta de gajos, también nos ayuda a entender que en un solo fruto, vemos nueve “gajitos” unidos entre sí: ¡todos importantes!, formando un #solo fruto, y “relacionándose” #mutuamente.

También desde el inicio de este tema, debemos saber que #solo el Espíritu Santo puede #producir este #fruto. Por mucho que humanamente nos esforcemos, #no podemos conseguir de manera #constante y #definitiva este #fruto en nosotros, y las #consecuencias #prácticas que trae a nuestra vida.

La principal #consecuencia que experimentamos cuando el Espíritu Santo #entra en nuestra vida, es que se produce un #cambio y la meta es: parecernos cada día #más a Cristo.

Esta semana, vamos a ver las #dificultades con las que nos encontramos para experimentar ese #fruto y también, vamos a intentar #descubrirlo en nosotros…

Ten un buen día.

A %d blogueros les gusta esto: