«No os dejéis seducir ni sorprender. Vuestro enemigo el diablo ronda como león rugiente buscando a quién devorar. Resistidlo firmes en la fe, conscientes de que vuestros hermanos dispersos por el mundo soportan los mismos sufrimientos.»
1ªPedro 5:8-9

La existencia del diablo para el creyente en Cristo, es algo innegable.

Tal vez los que no dan autoridad a la Palabra de Dios, puedan tener sus #dudas respecto al maligno, pero su existencia es #real y los que intentamos vivir nuestra vida conforme a los principios bíblicos, sabemos que existe un #ser, que intenta que nos desviemos del camino…

Lo peor que nos puede pasar es vivir #ignorando la realidad; vivir como si no hubiese #peligro, porque entonces estamos abriendo la puerta para que entre en nuestra vida y la ponga en riesgo…

El diablo es seductor; si fuese de color rojo, con cuernos y tridente, le veríamos venir y ¡estaríamos advertidos de que viene a por nosotros! pero es mucho más sutil… La mayoría de las veces, viene #disfrazado de «ángel de luz» (Lucifer) y es fácil que se «cuele» en nuestra vida sin apenas darnos cuenta… Es por eso que en los versículos de hoy se nos recomiende ¡estar atentos! Y #firmes en la fe, asentando a diario en lo que hemos creído, no confiándonos en que «somos fuertes» y a «nosotros» no no va a pasar nada…

-«…el que piensa estar firme, mire que no caiga…»
1ªCorintios 10:12

Todos los creyentes fieles, ¡estamos expuestos a las asechanzas del diablo!, así que: ¡quedamos advertidos! Seamos más inteligentes que él, y sobre todo, pidámosle al Señor que le aparte de nuestra vida, porque el poder de Dios, es superior a cualquier acción del maligno.

Ten un buen día.

A %d blogueros les gusta esto: