#Bendición: 4 de 7

3) -El hombre bendice a Cristo.

Jesús, vino a este mundo como #Hijo de Dios. Su ministerio entre nosotros, Su #sacrificio en la cruz a nuestro favor, Su #bondad, Su #ejemplo, merece que sea aclamado por nosotros como #bendito.

Jesús fue bendecido por el ser humano, incluso, antes de nacer; Elisabeth, bendijo a María, la madre de Jesús cuándo estaba embarazada:

“y exclamó a gran voz, y dijo: Bendita tú entre las mujeres, y #bendito el fruto de tu vientre…”

Lucas 1:42

Incluso, aunque Jesús, fue rechazado por muchos a lo largo de todo Su ministerio, y no le reconocieron como al #Mesías anunciado por los Profetas, hubo #MUCHOS, que no dudaron de él y le #bendijeron en su entrada triunfal en Jerusalén:

“-tomaron ramas de palmera y salieron a recibirle, y clamaban: ¡Hosanna! ¡#Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel!

Juan 12:13

Pero ¿cómo podemos en nuestro día a día #bendecir a Cristo?

Pues ¡cómo a Dios mismo!, ya que podemos seguir las mismas pautas que vimos ayer; él, #es Dios y por eso mostrarle a diario nuestra #gratitud, #adoración y #servicio, es la #bendición que más puede agradarle.

A diferencia de algunas religiones, nosotros creemos que Dios #Padre, el #Hijo y El #Espíritu Santo, forman la #Trinidad y merecen por igual, nuestra #bendición y obediencia.

¡Practiquemos las bendiciones a nuestro Dios cada día, y seremos los primeros bendecidos!

Ten un #bendecido día.

A %d blogueros les gusta esto: