#Oración: 5 de 7

¿Cómo debemos #orar?

Al buscar imágenes sobre la #oración, encontramos, sobre todo, manos entrelazadas, y ojos cerrados, pero #leyendo la Palabra de Dios, vemos que Su pueblo y el mismo Cristo, #oraba no solo en lugares muy dispares, sino también en #diferente #posición.

Y es que la oración aunque pertenezca al plano #espiritual, no podemos #librarnos del #cuerpo al orar y  el lenguaje #corporal, también habla…

Cuando oramos #cerrando los ojos, intentamos no distraernos, #concentrarnos en lo que #oramos, para que ninguna #interferencia visual se interponga. Al orar de #rodillas, demostramos #sometimiento al Señor, #respeto, #humildad y aceptación de Su #autoridad. No debemos considerar que sea una postura “humillante”, más bien de rodillas, reconocemos estar #ante el Rey de reyes, en Su #presencia en actitud de #respeto y #entrega.

Muchas veces en el libro de los Salmos, y en el versículo de Deuteronomio sobre el que meditamos hoy, vemos la #postración; actitud corporal de #arrepentimiento ante Dios, y conciencia absoluta de que #necesitamos que sea el Señor quien nos #levante con Su perdón, reconociendo nuestras #faltas y pecados y también, esta postura demuestra #indefensión y #entrega absoluta.

Orar de pie, demuestra que estamos #atentos, preparados para la #acción, para llevar a cabo la #misión que el Señor nos encomiende, en actitud de #respeto y alerta, dispuestos a obedecer, y con todos nuestros sentidos #atentos.

Cuando nos reunimos a orar con otros, solemos estar #sentados, a veces, entrelazamos nuestras manos demostrando #unanimidad en nuestra #alabanza a Dios o nuestro #clamor pidiendo Su ayuda. Cuando nos #sentamos, #esperamos; esperamos respuesta, consuelo, esperamos, la atención de Dios, y demostramos nuestro descanso en él.

Ten un buen día.

A %d blogueros les gusta esto: