#Mal: 7 de 7

Terminamos esta serie de devocionales diarios con el tema del #mal, asociándolo, directamente, con el #pecado y sus consecuencias…

El #pecado, es la #desobediencia a Dios, Sus #mandamientos y Su #voluntad.

Aceptar, que #TODOS somos pecadores… ¡cuesta!, ¡no nos gusta #reconocer que cometemos #errores! y que estos, nos #separan de Dios…

A veces, pensamos que si no cometemos pecados “enormes” como matar, robar bancos, no querer a nuestros padres, o hijos, torturar, o poner bombas, somos, “aceptablemente buenos” a los ojos de Dios, pero en la Biblia, no encontramos #división entre pecados grandes y pequeños, aunque si es cierto, que las #consecuencias de nuestros malos actos, si pueden ser muy #graves o más #leves, pero Dios #aborrece todo tipo de #pecado y cuando le aceptamos en nuestra vida, no somos nosotros los que ponemos “las reglas”, las pone él, y por #amor, las aceptamos, y las cumplimos, -con la ayuda del Espíritu Santo-.

Hemos visto en esta semana, que a parte de nuestros #inclinaciones perversas, (obras de la carne), tenemos que enfrentarnos a diario con las “trampas” y tentaciones del #maligno, por lo que no debemos bajar la guardia si no queremos caer en el #pecado; controlando, no solo nuestros #actos, sino también, nuestros malos #pensamientos, -que no son nada “indefensos”-, ya que #siembran en nosotros malos #hábitos, o #deseos que tarde o temprano, pueden convertirse en realidades…

¡No olvidemos que no estamos solos! la #oración nos ayudará en el día a día, y el conocimiento de la Palabra de Dios, nos #orientará sobre lo que debemos o no hacer…

Ten un buen día.

A %d blogueros les gusta esto: