Devocional, 20 de 25.

En el relato del nacimiento del niño Jesús en Belén, aparecen los #Magos que provienen de #oriente trayendo regalos al recién nacido, y de aquí parte la costumbre del “día de reyes”, que #celebramos en España, y en algunos otros países del mundo, y que los niños esperan cada 6 de enero llenos de  #ilusión.

Vemos en la literatura antigua, que los Magos que visitaron al Niño Jesús, NO ERAN reyes, sino probablemente, #sacerdotes medo-persas, comparables a los #levitas de Israel y pertenecían a la religión #zoroastrista. Se dedicaban a la astrología, además de ser mediadores entre #sus divinidades y los seres #humanos, también, #interpretaban sueños. Aparecen algunas #referencias sobre estos personajes en el Antiguo Testamento, (como contemporáneos de Daniel), y vivían en el reino babilónico de Belsasar (quizás de ahí viene el nombre de Baltasar…)

Tampoco en el pasaje bíblico que nos narra la visita de los Magos, se dice que fueran #tres, más bien se intuye por los #regalos que le presentaron: oro incienso y mirra, pero ese detalle no #garantiza su #número, lo importante, es que a los #vecinos del pueblo judío, también les llegó la noticia del #nacimiento del Mesías, y a pesar de no #profesar la misma #religión que los hebreos, fueron a #adorar al Niño…

También, en este relato, aparece la #estrella, que guía desde oriente a los Magos, y que nosotros utilizamos como #símbolo de la #Natividad en la #decoración de nuestras casas en estos días.

Adviento: esperando…

A %d blogueros les gusta esto: